El culto a la personalidad
El culto a la personalidad es un término que increíblemente surgió en el 1956, del secretario general del Partido Comunista de la antigua Unión Soviética, Nikita Jruschov. Estemos o no de acuerdo existe un culto a la personalidad en los campos religiosos, artísticos, deportivos y en la política; que no es sano para la salud espiritual, mental y social de los pueblos y de los individuos. Sus características son: Exagerada devoción al líder. Recepción sin crítica de la persona admirada. Persecución de los críticos de la persona admirada, en parte con amenazas de muerte o a la salud de los críticos; aprehensión y desaparición de los críticos. Presencia exagerada de imágenes, fotografías y eslogan en escuelas, edificios y en los medios masivos. Designación de empresas, edificios públicos, escuelas, calles, avenidas, plazas, canchas deportivas, ciudades con el nombre del líder. En la Biblia solo hay una muy clara advertencia "Hijitos míos, guardaos de los ídolos" Amen. (1ra Juan 5:21)